jueves, 17 de junio de 2010

Mis Peripecias Literarias

Aunque llevo muchos años escribiendo y enviando mis manuscritos a las editoriales, fue a mediados del año pasado cuando comenzó mi verdadera odisea con agencias y editoriales. Gracias a internet -antes no lo tenía- pude ponerme en contacto con un gran número de editoriales pequeñas que aceptan originales de autores noveles. Me di cuenta de que hasta entonces había estado dando palos de ciego con mis escritos, ya que los había estado mandando a grandes editoriales en las que no tenía la más mínima posibilidad. También pude contactar con diversas agencias. En una de estas agencias (la de Silvia Bastos) pasé el primer filtro de lectura con la sinopsis y los dos primeros capítulos de “La mansión de la colina”. No obstante, no volví a saber nada más de ellos (su amable secretaria me dijo por e-mail que contactarían conmigo en el más breve plazo de tiempo posible, pero no llegaron a contestarme). Con la editorial Viceversa pasé también el primer filtro de lectura con esta novela, pero al final recibí un e-mail de rechazo precisamente el día de Nochebuena; esto me sentó fatal, lógicamente. La editorial Eldalie, a la que le había enviado las primeras cincuenta páginas de mi obra, me pidió el resto de la novela al cabo de un tiempo, pero a comienzos de este año, después de más de tres meses de espera recibí su e-mail de rechazo, lo cual no me hizo ninguna gracia porque yo ya me había hecho ilusiones.


Mi segunda novela “El sueño de los malditos” no ha tenido mayor suerte, pues ya han sido rechazadas las propuestas de edición que les remití a Viceversa y a Eldalie. Sin embargo, he de decir que, tras largas esperas e innumerables negativas, he tenido la suerte de encontrar una editorial que ha decidido apostar por mis novelas. Se trata de Editora Digital, una editorial que vende libros en formato electrónico. Le estoy muy agradecido a Bea Silva, mi editora, por haberme dado la oportunidad que otros no me han brindado. El día que recibí el e-mail en el que aceptaban mi manuscrito no me lo creía; estaba muy contento al ver que mis esfuerzos habían dado fruto. Por fin he conseguido avanzar un poco en este difícil mundo, aunque soy consciente de que aún me queda mucho que aprender y muchas metas que alcanzar.

1 comentario:

  1. Hola, te entiendo perfectamente y más cuando me he decidido a movilizar algunos escritos, sé que cabe la gran posibilidad de que los rechacen, pero uno nunca sabe, con precisión, que pasará; tan solo nos queda seguir mejorando en el arte de la escritura, para que alguna editorial apueste por nosotros.

    Te felicito por las pruebas que has superado y por tener novelas publicadas :D

    ResponderEliminar